La otra partición de Palestina

https://www.jornada.com.mx/2007/07/08/sem-naief.html

LA SOLUCIÓN DE LOS TRES ESTADOS

La narrativa dominante respecto de la situación en Israel-Palestina en los medios de comunicación estadounidenses y en los de buena parte del planeta, señalan compulsivamente que la franja de Gaza ha caído en manos del grupo terrorista Hamas que busca la destrucción de Israel. Es paradójico que nadie incluya el hecho de que el Estado de Israel busca activa y violentamente la destrucción del Estado palestino. El 13 de junio pasado, Hamas consolidó su control sobre Gaza al derrotar a los miembros de la organización Fatah, con lo que la incipiente guerra civil en el minúsculo pero sobrepoblado territorio dio un nuevo giro, y parece volverse imposible la siempre inalcanzable meta de encontrar la paz en “tierra santa” mediante la solución biestatal (un Estado judío y uno palestino). Paradójicamente, esta pequeña guerra entre musulmanes (fanáticos por un lado, corruptos e incompetentes por el otro), parece un modelo a escala de otra guerra civil no muy lejana: la lucha entre shiítas y sunitas que desgarra a Irak, y que ha dividido oportunamente a las milicias que de otra manera pelearían unidas en contra de las fuerzas de ocupación estadunidense.

DIVIDE Y VENCERÁS

El 9 de febrero de 2007, el presidente Mahmud Abbas, de Fatah, y el primer ministro Ismail Haniya firmaron el acuerdo de Meca para formar un nuevo gobierno de unidad y detener el fratricidio. En vez de que esta noticia fuera recibida con entusiasmo, inmediatamente eu e Israel comenzaron a armar y a entrenar a los milicianos de Fatah, sin tratar siquiera de ocultarlo a la prensa. Al mismo tiempo, Israel arrestaba y hostigaba a los miembros de Hamas, incluyendo a representantes electos del parlamento; no olvidemos que Hamas triunfó de manera arrolladora en las elecciones de enero de 2006. De esta forma, el cisma existente entre ambas organizaciones se amplió mientras corrían rumores de que Fatah despojaría violentamente a Hamas de sus triunfos en las urnas.

LA SEPARACIÓN


Familia palestina, Gaza, mayo 2007 Foto: Hatem Moussa/ AP

La solución biestatal, en los términos en que hubiera podido alcanzarse en la era del muro divisorio entre Israel y Palestina, representaba el despojo de los palestinos de gran parte de su tierras y la creación de bantustanes sin viabilidad territorial. A pesar de que hoy que se habla de tres Estados: Israel, Palestina en Cisjordania y lo que ahora llaman Hamasistán en Gaza, las perspectivas son aún más aterradoras. Los palestinos, divididos en dos grupos, hundidos en una amarga y devastadora lucha, se encuentran debilitados e incapaces de negociar para defenderse de las imposiciones y dictados israelíes.

Por el momento, Abbas ha recibido con una sonrisa setecientos millones de dólares provenientes de los impuestos que corresponden a los palestinos, y que Israel había congelados desde hacía varios años; además, Tel Aviv, en una acción meramente propagandística, ha liberado a cientos de presos miembros de Fatah, como gesto de buena voluntad. El gobierno israelí tiene tal determinación para que Fatah destruya a Hamas que piensa permitir el retorno de la famosa Brigada Badr que actualmente se encuentra exilada en Jordania. Estas acciones son profunda y deliberadamente divisorias entre los palestinos.

MISMO ENCIERRO NUEVOS CARCELEROS

De concretarse esta sangrienta división de los palestinos, Bush podría cumplir con su ideal de crear un Estado palestino durante su mandato. Este Estado improvisado en un pequeño pedazo de Cisjordania estaría aislado de Gaza, que con su 1.4 millones de habitantes seguiría siendo una especie de zona de desastre permanente, de campamento-prisión sin esperanza de un cambio de status. La vida de los palestinos en ese Estado estaría completamente controlada por el Estado de Israel, ya que no tendrían autoridad sobre su espacio aéreo ni sus puertos, estarían rodeados de asentamientos-colonias ilegales, muros y autopistas para uso exclusivo israelí y sus movimientos seguirían regulados por checkpoints o incontables garitas de seguridad. A esto se sumará la presencia de los Estados clientes estadunidenses: Jordania, Egipto y probablemente Arabia Saudita, quienes están siendo involucrados en calidad de celadores en el nuevo orden que se construye para los palestinos. De esta manera, Israel se liberaría de la pesada carga de tener que seguir controlando a millones de desesperados. Quizás con estas acciones finalmente se logre el sueño del Estado que busca la destrucción de Palestina.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s